Domingo 27 de enero, a las 11:00 horas y en el fondo de un salón de la zona 4 capitalina, los protagonistas esperaban para iniciar con la actividad. Una cara conocida saludaba en la entrada: Sammy Morales, hermano del presidente Jimmy Morales, se tomaba fotos y era abrazado por quien lo reconocía.

A su alrededor, varios personajes del Congreso de la República llamaban la atención de los presentes. Sin embargo, las miradas cambiaron de dirección, dirigiéndose hacia los actores principales.

El parlamentario Estuardo Galdámez y la empresaria Betty Marroquín llegaban a la asamblea general de FCN-Nación.

El inicio de la actividad fue puntual y sin ninguna prisa fueron presentando a cada uno de los candidatos a diputados al Congreso y del Parlacen, quienes recibían aplausos en cada mención, llegando así al momento crucial.

Estuardo Galdámez y Betty Marroquín fueron proclamados como candidatos a la presidencia y vicepresidencia. Con ello, el partido FCN-Nación está listo para presentarse en el Tribunal Supremo Electoral (TSE) para su inscripción en las elecciones de 2019.

Foto: Osman Velásquez


Un discurso corto y otro largo

La primera en hablar fue Betty Marroquín, quien prestó servicios como “comunicadora social” en la Empresa Portuaria Nacional Santo Tomás de Castilla, por más de Q200 mil en 2017. Además, es la pareja sentimental del expresidente de la junta directiva de dicha empresa, Fernando Lorenzana.

En mayo de 2018, Marroquín fue el centro de atención por unos audios que circularon en medios y redes sociales. En ellos se escuchaba a la candidata enviando un mensaje sobre las acciones que había que tomar para continuar con la presión en Washington, relacionadas con el caso de la familia rusa Bitkov y la CICIG.

Su discurso fue corto y similar al que realiza durante las manifestaciones anti-CICIG, centrándose en la vida, la prohibición al aborto, la religión, la mujer, la familia, la protección a la constitución, el estado de Derecho, la soberanía y la libertad.

Junto a esos objetivos, Marroquín indicó que defenderían y cuidarían al empresario, asegurando que tendrían cero tolerancias a invasiones de terrenos y generarían empleo.

Foto: Osman Velásquez

Al contrario de su compañera, Estuardo Galdámez dio uno de los discursos más largos de un candidato hasta ahora. Por casi cuarenta minutos, el presidenciable se enfocó en contar parte de su vida.

Desde sus origines en Quiché hasta su participación en el Ejército, de donde proviene su sobrenombre: “El Kaibil”.

Galdámez señaló las malas decisiones del TSE, en el presupuesto de campaña asignado a cada partido. Criticó las 12 vallas publicitarias que les fueron otorgadas, diciendo que eran muy pocas para llegar a todo un país.

Durante su discurso centró su atención a varios puntos:

  • Prohibición al aborto
  • No interferencia de extranjeros (ONU)
  • No CICIG
  • No matrimonio gay
  • Señalamientos a la UNE

En relación con el partido de Sandra Torres, Galdámez resaltó que le molesta la estrategia de regalar “bolsitas con víveres”, donde señaló que cuando sea gobernante no llevará bolsas, sino costales con verdaderos alimentos.

El candidato a la presidencia de FCN-Nación concluyó su discurso con algunas frases. Entre ellas: “No existe ningún solo señalamiento de corrupción en este gobierno”, “Yo no soy corrupto ni ladrón” y “A los mareros les digo, los voy a educar y les voy a dar trabajo”.

El discurso de Galdámez fue de la misma manera que lo hace en el Congreso, exaltándose al hablar llegando hasta los gritos cuando se dirige a los presentes, algo que le permitió ser el candidato a la presidencia a pesar de ser uno de los diputados tránsfuga, iniciando el actual período legislativo con el Partido Patriota (PP).

Galdámez inició su carrera en la política en 2012, quedando electo como diputado. Desde entonces se ha caracterizado por varios escándalos dentro y fuera del Palacio Legislativo.

Fue señalado de intentar sobornar a periodistas; también se le criticó por presumir ante los medios un reloj de US$15 mil. Asimismo, es recordado por decir en un discurso que Guatemala debía votar en el referendo para recuperar Brasil, en lugar de Belice.

Foto: Osman Velásquez


Caras nuevas y viejas

Samuel Morales, hermano del actual mandatario, buscará ser diputado al Congreso compitiendo en la segunda casilla por el departamento de Guatemala, candidatura que podría no realizarse porque enfrenta un proceso penal en el caso "Botín del Registro de la Propiedad".

“Que yo sepa, siempre he dicho que soy respetuoso de la justicia y de nuestras leyes. La ley me da el derecho de elegir y ser electo y eso es lo que estaré haciendo”, expuso Sammy, tras ser cuestionado por su candidatura.

Foto: Osman Velásquez

Entre los aspirantes a diputados del Congreso están Javier Alfonso Hernández, Javier Hernández, Herber Armando Melgar Padilla, Adim Maldonado, José Manuel Giordano, Marcos Yax y Óscar Escribá, entre otros.

Entre los candidatos al Parlacén figuran Othmar Sánchez, quien también está vinculado con el caso "Botín Registro de la Propiedad". Además, la participación de Ileana Calles y Eva Monte Bac, esta última hija de la diputada Delia Bac, quien pertenecía a la bancada Alianza Ciudadana.

En la asamblea también estaba presente la diputada Sandra Patricia Sandoval, de Jutiapa, quien fue electa con el partido TODOS, que dejó a los pocos meses. Roberto Villate era otro de los invitados, quien fue mano derecha de Manuel Baldizón con el partido LIDER.

Foto: Osman Velásquez
Foto: Osman Velásquez
Foto: Osman Velásquez
Foto: Osman Velásquez
Foto: Osman Velásquez
Foto: Osman Velásquez
Foto: Osman Velásquez



Ver comentarios

Comentarios