El 20 de mayo de 2018, cambió la vida de una familia: una mujer más iba a ser parte de las cifras de denuncias por violencia contra la mujer. En este caso, Ana Lucía Flores Würmser, de 43 años, esposa de Juan Carlos Eggenberger, hasta ayer, candidato presidencial por el partido Viva.

Según la denuncia que Relato tiene en su poder, todo comenzó cuando ambos se encontraban en un hotel capitalino en la zona 10. Sostenían una reunión con los trabajadores de la empresa de Eggenberger, todos bailaban, comían y se la pasaban bien. Flores Würmser empezó a sentirse mal y se fue al baño.

Su esposo le escribió: "¿Dónde estás? ¿Por qué te fuiste?". La respuesta de ella era que se sentía mal. Así pasaron 30 minutos.

Entonces empezó el martirio que tendría que vivir la esposa de Eggenberger.

Al salir del baño, vio que su esposo caminaba cerca de los elevadores con una de las trabajadoras, tomados de la mano. Ana Lucía se asombró, por lo que bajó al lobby para pedir el número de habitación de la trabajadora y le dijeron que podían dárselo, pero la iban a comunicar al cuarto. Flores Würmser llamó y le reclamó a la mujer, quien aseguró que Eggenberger no estaba ahí.

Después, cuando Ana Lucía llegó al dormitorio, ya se encontraba su esposo, en el baño, lavándose los dientes. Ella le reclamó, porque lo había visto tomado de la mano de su trabajadora, Eggenberger le respondió que ya estaba muy tomada. 

Pero, la reacción de Juan Carlos no fue la que Ana Lucía esperaba, pues la agarró del cuello como si fuera a estrangularla, la pateó, lo que ocasionó que cayera al suelo. No se detuvo y la siguió golpeando más fuerte y le gritó: "Eres una hija de la gran p..., no sirves para nada. Eres una basura". Ella como pudo se logró poner de pie, fue al baño, pero el miedo continuaba.

Ana Lucía se envalentonó, esperó que Eggenberger se durmiera, para poder salir de la habitación de hotel y dirigirse a la casa de sus padres.

Ella le pidió a su madre que la llevara al hospital, en donde determinaron que tenía una contusión en el tórax, en el maxilar inferior derecho, hematomas en el brazo y la pierna izquierda y un espasmo cervical.

Ana Lucía en la denuncia explicó que tiene casi 30 años de conocer a Juan Carlos Eggenberger, que se conocen desde 1991 y se casaron en 1994. Fruto del matrimonio procrearon 4 hijos, 2 hombres y 2 mujeres.

Pero, ella no prestó atención que desde que eran novios era violento, porque ya antes la había zarandeado, agarrado del cuello y el pelo, pero nunca pateado. 

Ana Lucía colocó la denuncia en el Ministerio Público por violencia contra la mujer, el juez le otorgó medidas para que Eggenberger que no se le acercara.

Puedes leer el expediente de la denuncia completa aquí. 

Foto: Osman Velásquez

Aunque el proceso ya concluyó y se cerró, el hasta ahora candidato a la presidencia tuvo que pasar algunas audiencias por violencia contra la mujer.

Mientras tanto, Flores Würmser decidió irse con sus hijos a vivir con sus padres, para evitar que fuera violentada una vez más por su esposo.

Sin embargo, ahora se rumorea dentro del partido que esta es la causa por la cual el hasta ahora candidato presidencial, ya no estaría compitiendo por la más alta magistratura del país.


Juan Carlos Eggenberger aseguró a Relato: “Esta es una decisión que se venía evaluando desde hace algunos días, estoy tomando la determinación en conjunto con el partido, ya que la política se está judicializando y la justicia politizando. Además, hay pocos espacios para que salgan nuevas caras y tengan espacios”.

Respecto a la denuncia que se colocó en 2018 en su contra por violencia contra la mujer, aseguró: “Gracias a Dios ese proceso está cerrado, ya nos pusimos de acuerdo con la mamá de mis hijos y eso ya concluyó. Además con mi esposa tenemos una muy buena comunicación, pero esto fue aprovechado por algunos para extorsionarnos”. 


Ver comentarios

Comentarios