La polémica en torno a las empresas que han sido seleccionadas por el TSE, para transmitir propaganda electoral durante las próximas elecciones, parece no tener fin. Primero fueron empresas dedicadas a otros oficios, como lavado de autos, constructoras y hasta cafés Internet las que se beneficiarán con una parte de los Q800 millones destinados a la pauta de propaganda. Ahora, sale a la luz que 39 de las 66 empresas seleccionadas no están al día con sus pagos.

No pagan el timbre de prensa al IPSP

El decreto 56-90, del Congreso de la República, ante la falta de protección y falta de prestaciones sociales que aseguren a los periodistas un decoroso retiro, concibió la creación del Instituto de Previsión Social del Periodista (IPSP). Este se financiaría con el pago de un timbre de prensa, que serviría para cubrir los gastos que los afiliados y la entidad requiriesen.

Para tales efectos, se creó dicho timbre con un valor equivalente al cinco (5) por millar del valor de la facturación por servicios de publicidad y propaganda en los medios de comunicación social. Mismo que se decretó como un aporte obligatorio para toda persona “individual o jurídica que contrate estos servicios”.

“Cualquier empresa que ofrezca o venda servicios de publicidad debe estar al día en el pago del timbre al IPSP”. Lucía Dubón, Tesorera del IPSP.

Hoy, luego de que el TSE diera a conocer las empresas que han decidido participar en la oferta de espacios de propaganda electoral, se desvela que la mayoría no cumplen con el pago del IPSP. Hecho que las convierte en empresas insolventes y morosas.

Incluso, el mismo decreto 56-90, en su artículo 8 sanciona a todas las facturas y comprobantes emitidos por empresas que no paguen este timbre. “Toda factura o comprobante de pago por servicios de publicidad, que no lleve adheridas las estampillas del Timbre de Prensa o no tenga constancia de haber cubierto el porcentaje establecido por tal concepto, no tendrá valor contable”.

“Hacemos un llamado a todas las personas que reciban facturas de estas empresas, pues no podrán operarlas contablemente y serán sorprendidos en su buena fe”. Lucía Dubón.


Empresas no solventes ante el IPSP:

1. Deyvi Cable.

2. Cable Visión Sololá.

3. Navisatélite.

4. Celestevisión.

5. TV Santiago.

6. Sistecom.

7. Totovisión.

8. TVT Tuneca.

9. Canal 15.

10. Agencia Rec Máster.

11. Cable Izabal.

12. Video Cable Medina.

13. Unicable.

14. Unicable Huité La Reforma.

15. Valle Visión S.A.

16. Intecable 78724503.

17. Noticias Punto Rojo.

18. Unicable San Antonio Agua Caliente.

19. Cablevideo y comunicaciones S.A.

20. Cable visión La Blanca.

21. Cabe visión Las Colinas.

22. Intercable.

23. Cablevisión Dulce María.

24. Publicidad e Internet Publinet.

25. TV Santa Clara.

26. Impacto Telecom Guatemala.

27. Unicable Chichi.

28. Unicable Duarte.

29. Proyectos Cipresales.

30. Electro Visión Oriente.

31. Cable Visión Iximché.

32. Cable Samayac.

33. Barivisión.

34. Publicidad y Filmaciones.

35. La Guacamaya.

36. Radio Súper.

37. Promoción la Máxima.

38. Arredamientos Múltiples Granados.

39. Opigrafik. 


Lo que el TSE tuvo como fin, la transparencia, abrió la puerta a más anomalías e irregularidades de las que nunca pudo imaginar. Hoy, Q800 millones, monto aprobado por el TSE para la inversión en propaganda política, irán a parar a los bolsillos de empresas que en algunos casos no son medios de comunicación y en otros no cumplen con sus obligaciones fiscales, en fin todas de cuestionables andanzas. 




Ver comentarios

Comentarios